jueves, 12 de mayo de 2016

IXL: una nueva forma de aprender y entender las matemáticas

Quiero mostraros en esta ocasión una de las mejores herramientas, de las muchas que conozco, para el aprendizaje de las matemáticas, de una forma diferente. Mi hijo mayor, que tiene 8 años, la lleva utilizando desde los 6, y el pequeño de 5 ya la utiliza también, y la verdad es que los resultados son estupendos. Hoy en día sigue siendo una de las actividades que suelen trabajar a diario, en su tablet.



Se trata de una completísima herramienta para trabajar y practicar con las matemáticas y que cubre los niveles desde preescolar (3 años) hasta el nivel o grado 11 norteamericano (el equivalente en España a los 16-17 años, justo antes de la educación universitaria).

Aunque existe una aplicación que puede instalarse de forma gratuita tanto en tablets con sistema operativo iOS como Android, en realidad se trata de un completo sistema de aprendizaje cuyas máximas posibilidades se alcanzan desde un PC o portátil con conexión a Internet (sobre todo aquellas funciones relacionadas con los informes y análisis de los logros alcanzados).

Como digo, existen dos formas de utilizar esta aplicación: desde la web, o a través de la App que puede descargarse. La forma más sencilla es desde la App, utilizando la tablet. Una vez instalada, tendremos dos posibilidades: o darnos de alta pagando una cuota mensual o anual, o bien utilizarla en modo de prueba, como invitados, pulsando sobre el enlace "Continue as guest". Si lo hacemos con una suscripción, todos nuestros datos se irán guardando, registrándose los diferentes objetivos que el niño va alcanzando, así como a la lista de premios que va consiguiendo. Sin embargo, si lo hacemos como invitados, no se irá guardando ningún registro, y únicamente podremos acceder a un ejercicio completo por día.

Uno de los aspectos que más llama la atención de esta aplicación, es su completa división por niveles educativos o grados según el sistema educativo de los Estados Unidos (aunque lo cierto es que no existen grandes diferencias respecto a los niveles educativos utilizados en España). De esta forma, al iniciarse la aplicación aparecen los 13 niveles en los que se dividen las diferentes actividades de la misma, y que son los que aparecen en la siguiente imagen:




Si pulsamos en alguno de ellos, por ejemplo Grade 2 (el grado o nivel que utilizó mi hijo a lo largo de 2º de primaria, con 7 años), accederemos a la relación completa de actividades, las cuales a su vez agrupan las actividades según sea su tipo.



Estos niveles se corresponden con los estándares Common Core de los Estados Unidos, una iniciativa para preparar a sus alumnos para la universidad en aspectos tan importantes como las matemáticas. Podremos consultar con detalle dichos estándares, si en la web principal de IXL seleccionamos como país predeterminado los Estados Unidos, y a continuación pulsamos sobre el enlace "Estándares" que aparece. En la siguiente imagen podemos ver la pantalla de información de estos estándares, concretamente los de matemáticas, y ordenados por grados.



La forma de trabajar con la aplicación es muy sencilla. Una vez que entramos, deberemos seleccionar en primer lugar el grado deseado, y a continuación el tipo de objetivo con el que va a trabajar. Ya dentro de cada tipo, por ejemplo el "A. Counting and number patterns", veremos los distintos subtipos que conforman este tipo A... en este caso, desde el "A.1. Skip Counting" hasta el "A.14. Counting patterns - up to 1,000".




Finalmente, pulsando en cada una de ellas accederemos a los distintos ejercicios que lo forman. En la siguiente imagen podemos ver el primer ejercicio que se nos muestra del tipo "A.1. Skip Counting".


En cada uno de los ejercicios, se nos presenta la información del número de problema de que se trata, de la puntuación que se ha alcanzado, así como del tiempo transcurrido desde que comenzamos el ejercicio. Por otro lado, los progresos del niño a lo largo de las diferentes actividades se irán almacenando, siempre y cuando hayamos pagado una suscripción mensual o anual. En la siguiente imagen podemos ver un ejemplo de cómo se registran los distintos objetivos alcanzados.



También contamos con un pequeño icono con forma de lápiz, mediante el cual si lo pulsamos tendremos acceso a distintos tipos de lápices para por ejemplo poder escribir o plantear la posible operación o solución.



Para introducir la solución a cada problema, debemos seleccionar la opción deseada, o bien pulsar sobre la casilla del resultado como en este ejemplo. Nos aparecerá el teclado numérico para introducir el resultado. Si es correcto nos puntuará en la parte superior, y automáticamente pasaremos a otro problema, hasta que lleguemos a 100. Sin embargo, si nos equivocamos nos aparecerá una detallada explicación (todo en inglés), indicando al niño con bastante detalle tanto la respuesta que ha introducido, como el proceso detallado de cómo se resuelve el problema, paso a paso.



Podremos navegar libremente por las distintas actividades que existen (grados, tipos o subtipos), sin embargo, si no tenemos una suscripción de pago, sino que hemos accedido como invitados (Guest), únicamente podremos realizar los problemas de una única actividad cada día, con el inconveniente adicional de que nuestros resultados no se quedarán almacenados.



Para utilizar la aplicación de forma registrada, hay básicamente dos formas: dándonos de alta como padres, y comprando una licencia mensual o anual, o bien comprando el centro escolar al que asiste nuestro hijo, una licencia para toda la clase. Si se opta por esta opción, con la compra de la licencia para el año escolar, se incluyen 30 licencias individuales que podrán utilizar hasta 30 alumnos de la clase. La gran ventaja de esta última opción es que el precio es bastante menor (199€/año) en comparación con el precio de una licencia individual (59€/año), manteniéndose la posibilidad de que los alumnos accedan a la aplicación a todos los niveles, y tanto desde clase como desde casa.


Tanto en un caso como en otro, el acceso a la aplicación de forma registrada introduce una enorme cantidad de ventajas para el alumno: no solamente por el registro de su avance, sino porque la aplicación le presentará una serie de premios a medida que el niño va avanzando: premios por alcanzar determinados objetivos, por el número de problemas que se realizan, por el tiempo que se ha dedicado, etc. Estos premios se presentan en forma de un gran cuadro con casillas, en las que van apareciendo los premios a medida que se alcanzan.



Por otra parte, si accedemos a la aplicación desde la web, podremos consultar una enorme cantidad de informes de todo tipo, ya sea de forma individual (con el uso de una licencia individual), o bien con el uso de una licencia a nivel de clase (el profesor, en este caso, tendrá acceso a todos los registros de los niños que forman parte de la clase, pudiendo aplicar una cantidad de filtros para consultar tiempos de uso, niveles u objetivos alcanzados, dificultades encontradas con sus errores más frecuentes, resúmenes gráficos del avance de la clase, consecución de objetivos concretos establecidos por los docentes, etc).



En resumen, es una herramienta completísima que un centro puede utilizar a nivel de aula para que sus alumnos entiendan, trabajen y practiquen (en inglés) los diferentes conceptos de las matemáticas, de una forma diferente y amena. Y lo que es más importante, permite a cada uno de los niños, sea cual sea su edad, trabajar con ritmos totalmente personalizados, sin que el docente tenga que preocuparse de preparar o asignar materiales diferenciados para cada alumno: la herramienta se encargará de ir registrando los avances de cada niño, incidiendo de forma automática en aquellos conceptos en los que va cometiendo más errores. El niño sentirá la libertad de poder avanzar con mayor rapidez en determinados conceptos, o bien trabajar con mayor profundidad en otros hasta alcanzar los objetivos y recompensas ofrecidas.

Hace un año propuse al centro en el que estudian mis hijos la utilización de este programa para la práctica de las matemáticas y del inglés, y se utilizó de forma experimental en un par de grupos durante unos meses. Los resultados fueron muy buenos, y actualmente se sigue utilizando aunque todavía de forma experimental.

Agradezco por cierto a Mª José, la directora de Primaria, a Cathy (profesora de inglés en segundo de primaria) y por supuesto a Ester, la responsable de la Escuela de Padres del centro, el empeño y entusiasmo que han puesto para implementar de forma definitiva este programa como parte de la metodología para el aprendizaje de las matemáticas. Espero que otros muchos centros se animen a su uso también.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada